Barreras Artificiales

Barreras Artificiales

La mayor discapacidad esta en las barreras artificiales y mentales que ponemos, en las ideas.

La discapacidad hoy en día es entendida como una necesidad de apoyo a una persona con necesidades especiales. Y no es de dudar esta nueva o no muy nueva perspectiva, pues al mejorar los accesos, las entradas, las herramientas, mejora la vida de la persona con discapacidad.

Como ejemplo tendremos a una persona con parálisis cerebral que le afecta las extremidades inferiores y no pude caminar.  Al salir el sol se despierta, pero su familia está dormida aun, quiere ir al baño, así que se baja de la cama con mucho esfuerzo después de años de práctica; se ducha, se viste y va a la cocina a hacer su desayuno. Deberá esperar a que su familia se despierte y le ayude a bajar las escaleras, ya que vive en un segundo piso. Si no tiene a nadie cerca se verá en la obligación de hacerlo, 15 minutos después y cansado lo logra. Para ir a su trabajo esperara el bus, necesitando que alguien le ayude a subir la silla de ruedas, ya que el conductor no podrá esperar hasta que él lo haga, alguien le ayudara a subir y a sentarse. Al llegar a su destino necesitara de nuevo ayuda para lograrlo.

El edificio donde trabaja como programador no tiene accesos ni rampas, deberá subir despacio o pedir de nuevo ayuda. Así todos los días, terminara su día cansado, no sólo de realizar su trabajo sino de un enorme esfuerzo en salir y llegar a su casa; además de verse en la obligación de pedir ayuda y ser visto como dependiente por muchas personas.

En una situación “sin barreras”  esta misma persona se levantara de la cama con ayuda de un andador o barras que le permitan sujetarse y moverse más fácil, después de la ducha se preparara su desayuno, mirara el reloj y aun tendrá tiempo, pues en su casa hay un ascensor que le facilitara la salida, sin bajarse de su silla de ruedas estará en frente del bus.  Después de unos minutos de espera, el autobús para y baja una rampa móvil que permitirá a la persona subir por su cuenta, entrara al trasporte público contando con un espacio para su silla de ruedas sin pedir a un desconocido ayuda y con menor esfuerzo físico y mental. Al llegar a su destino la rampa lo bajara, entrara a su empresa por una rampa sin escaleras, de nuevo un ascensor y a su puesto de trabajo.

Al finalizar el día en comparación con el caso anterior, la persona estará menos cansada, tendrá menos barreras que impidan su autonomía física y mental, se sentirá mejor consigo mismo y tendrá mayores oportunidades.

Esto no significa que no puedan pedir ayuda cuando la necesitan, la autonomía significa que puedan hacer el mayor número de actividades sin tener que depender de otras personas.

En el caso de una persona con visión reducida o nula, ella quiere ir a un concierto, le gusta el Ballet aunque solo puede escuchar la música y los aplausos. Al salir de su casa con la ayuda de su bastón llega a la parada del bus, ya se sabe el camino, pero no hay nadie aquí así que tendrá que escuchar al bus cuando venga y pararlo, esperando que el conductor le diga a qué lugar se dirige. Si es la ruta que necesita se montara en ella necesitando de nuevo de alguien que le diga donde bajarse. Llega a su destino, camina hacia el lugar del concierto, es la primera vez que está allí así que tiene que pedir a un portero que la lleve hasta su silla. Tiene ganas de ir al baño pero no quiere molestar a la persona que está a su lado, disfruta de la música. Al terminar el concierto, llega la persona que la ayudara a salir, ya es tarde para ir en bus y es peligroso para ella ya que no puede ver, ira en taxi. Aunque esta persona ha logrado hacer una actividad que le gusta, de nuevo necesita de desconocidos para lograrlo.

Imaginemos ahora que llega a la parada del bus, esta tiene una señal de audio que avisa de la ruta y del tiempo que tardara en llegar, o de una aplicación para el teléfono como en muchas otras ciudades hoy en día, no necesitara preguntar ni depender de nadie, ya sabrá si el bus es el que necesita o no, y así podrá disfrutar de la espera escuchando música. En el bus se nombran las paradas con antelación, así ella sabrá donde debe bajarse. Al llegar al sitio, se dirige a comparar las entradas, nunca ha estado allí pero tiene varias opciones, una es un mapa táctil que le ayudara a identificar el lugar o una aplicación que le ira nombrando el camino correcto, aunque existen unas herramientas muy interesantes, las nombradas son solo unas de ellas. Llega a su silla, disfruta de la música, quiere ir al baño, tiene el mapa táctil así que se levanta y con mucho cuidado va hacia este. Al terminar el concierto, se levanta y sale siguiendo las señales y al resto de personas, utiliza de nuevo la aplicación del bus y llaga a su casa.

Como hemos visto en estos dos pequeños ejemplos, la falta de herramientas y material de apoyo se convierte en barreras que dificulta la vida de una persona con algún tipo de discapacidad, haciéndolos más dependientes y con menor libertad en su día a día. Al tener estas barreras las personas terminaran su jornada mucho más cansados y tendrán menor acceso a actividades de ocio.

Eliminar las barreras es un trabajo que debe comenzar por los gobiernos, pasando por las entidades y corporaciones, tiendas, supermercados, edificios y lugares de ocio facilitando la movilidad y el acceso que toda persona merece independientemente de su condición física y social.

 

www.ayudapsicologica.net

Diciembre 2018

 Foto: David East