Perfeccionismo

Perfeccionismo

Perfeccionismo

“El perfeccionista sufre cada vez que comete un error por que lo ve como un fracaso. Quien busca la excelencia lo ve como una oportunidad para alcanzar su meta”


Para entender mejor de que se trata, comenzaremos con algunas de las definiciones de la palabra perfeccionismo,segun el diccionario:


Actitud de la persona que tiende a buscar la perfección en lo que hace, mejorándolo indefinidamente sin decidirse a considerarlo nunca acabado.

 

Actitud caracterizada por "el esfuerzo de la persona por la perfección y el establecimiento de estándares de desempeño excesivamente altos, acompañados por autoevaluaciones y preocupaciones demasiado críticas con respecto a las evaluaciones de otros".

 

Ser el mejor en lo que se hacemos depende de muchos factores, entre ellos nuestro esfuerzo, dedicación, conocimientos, practicas diaria, más prácticas y más práctica. Esto es algo positivo y seguro que nos ayudara en nuestra carrera profesional, en el deporte o en nuestros pasatiempos, ya que al intentar hacer las cosas lo mejor posible, seguramente obtendremos resultados similares.


Ser detallista y buscar lo mejor como se ha dicho es positivo, pero en ciertas ocasiones traen consigo una parte negativa, “el perfeccionismo”, ¿porque ser perfeccionista puede convertirse en un problema? No, ser perfeccionista no es malo, querer dar lo mejor y hacer lo mejor que podamos es algo positivo, entonces, ¿Cuándo se convierte en un problema? Cuando los estándares a buscar son exageradamente altos o poco realistas y cuando él no alcanzar las metas propuestas nos crea ansiedad, estrés y afecta nuestra vida diaria.


La consecuencia que conlleva a corto plazo el estrés es entre otras, la disminución de la capacidad de concentración, capacidad de análisis, algo que afectara la calidad del trabajo que se está realizando, llevando a la persona a un bucle de “metas poco realistas-estrés-deterioro de las capacidades mentales-disminución del rendimiento-más estrés.

Con esto no queremos decir que no hay que ponerse metas ni querer ser el mejor, pues sabemos que para llegar a lo alto necesitamos mucho esfuerzo, sacrificio y trabajo constante. El punto a discutir y que se considera de mayor importancia de nuevo es lo realista de nuestras metas, saber que podemos hacer y evaluar si estas metas nos están causando demasiados niveles de estrés y ansiedad.


Características de una persona perfeccionista:

  1. La autoestima de la persona depende por lo general de los resultados de su trabajo, es decir, su autoestima se basa en los resultados externos, aumentando si los resultados son positivos y disminuyendo si son negativos.
  2. Deseo de alcanzar las metas más elevadas, llevando a la persona a no disfrutar del proceso y ni de su trabajo, manteniendo niveles elevados de estrés hasta  alcanzar lo propuesto.
  3. Su valía personal y crecimiento solo se mide a través del rendimiento obtenido y comparándose con otros, teniendo menos en cuenta los valores personales y morales y más los logros obtenidos.
  4. Culparse por cometer errores es usual, suelen recordar los fracasos antes que los logros y castigarse por ellos, ya que el fallar no está dentro de sus planes mentales.
  5. Suelen ser igual de exigentes con los demás, con sus amigos, con sus hijos y con su pareja. Si tienen trabajadores a su cargo suelen demandar de estos mucho más de lo necesario trayendo consigo a menudo problemas laborales.

 

En otros casos sucede lo contrario, en el que la persona cree que no puede lograr una meta, esto sucede cuando las personas no creen en ellos mismos ni que son capaces de lograr un sueño, para muchos los sueños nunca pasan de ser sueños, ya que no se esfuerzan lo suficiente ni se ponen metas para cumplirlas. El gran problema entre estos dos puntos está en entender cuando una meta es realista, cuando nos estamos pidiendo demasiado a nosotros mismos afectando nuestra salud y cuando no tenemos metas y estamos estancados sin poder lograr lo que en realidad queremos.


Muchas veces las metas son más fáciles de lograr de lo que pensamos. De nuevo, lo importante es el balance, el ir paso a paso siguiendo nuestras metas y sueños, aprendido a aceptar cuando cometemos un error y cambiar, no significa que debamos cambiar la meta, lo que podremos cambiar son los pasos a seguir y la forma de alcanzarla. presupuesto si la meta es realista y si tenemos las cualidades necesarias poniendo todo nuestro esfuerzo y empeño seguramente podremos lograrlo.

 

www.ayudapsicologica.net

Abril 2019

Foto : Joshua Coleman Fuente: unsplash